fbpx
julio 23, 2020

ANALISIS TECNICO, CONCLUSIONES Y RETO POST-CUARENTENA COVID 19 PARA MEDIANOS Y GRANDES OPERADORES DE RESIDUOS SOLIDOS EN PERU

ANÁLISIS TECNICO

El PBI absoluto a lo largo de los últimos 10 años ha crecido y el 2019 alcanzo cerca de los 530 k millones de soles (equivalente a 0.53 billones de soles), en tanto la generación de residuos domiciliarios viene creciendo desde el 2013 habiendo alcanzado los 5,2 millones de toneladas (equivalente a 5.22 billones de gr) de residuos generados en el 2018. (Ver Imagen 1)

Otra forma de expresar lo antes indicado, es que para generar un kilo de residuos se ha debido haber producido 77.16 soles de PBI en el año 2008 a 102.39 soles de PBI en el año 2018. Dicho de otro modo, por cada sol de PBI que se sumó al valor nacional, se generó entre 13 y 9.8 gr de residuos para el periodo 2008-18. (ver imágenes 2 y 3)

Fuente: Elaboración Propia

La generación domiciliaria de residuos entre el 2008 y el 2018 creció y paso de 4.2 millones en el 2009 a 5.2 millones en el 2018, así mismo el PBI per-cápita (a valor de soles 2007) no dejo de crecer de 16500 a 20600 soles/hab/año), esta comparación aun cuando general, puede tomarse aun como  válida, talvez no por la rigidez de los datos, pero si por su utilidad para mostrar que a mayor producción individual (la cual esta principalmente influenciado por el gasto del consumo interno) el nivel de generación de residuos tiende a incrementarse.  

Esto se demuestra al observarse que las dos líneas de tendencia son crecientes para el periodo evaluado. (ver Imagen 4)

Una comparación más razonada es la que ocurre entre la GPC de residuos y el PBI Per cápita, esta comparación de indicadores evidencia dos tendencias, respecto a la generación del residuos en resumen se muestra como decreciente y la del PBI per-cápita se muestra creciente, la explicaciones posibles, abren un escenario de probables ocurrencias y resultados, cambio de comportamiento en la generación del residuos por parte del consumo privado, deficiencia en la información de generación de residuos principalmente del ámbito NO municipal o una simple desconexión o correspondencia inadecuada de los indicadores propuestos. Por ahora solo presentamos los datos, los escenarios de ocurrencia y posibles explicaciones se lo dejamos para los consultores y académicos especialistas.

La variación del crecimiento del PBI para el periodo 2009-18, en todos los años fueron positivos (>=0) con valor pico en el año 2010 (8.3%) y valor mínimo en el año 2009 (1.1%) con una tendencia decreciente en el periodo de evaluación, Por otro lado la variación de la generación del residuos solidos domiciliario para el periodo 2009-18, presenta valores negativos y positivos, el valor de partida a su vez es el valor de crecimiento mínimo (-8.1%), el valor de crecimiento máximo fue de 19.1% en el año 2011, los años 2012 y 2013 los valores fueron negativos y luego entre el 2014 y 2018 se ha obtenido valores positivos. La línea de tendencia para el periodo es creciente.

La medición del crecimiento de la generación de residuos frente al crecimiento del PBI, evalúa en forma comparativa los dos escenarios con una visión de crecimiento, sin embargo, su correlación no se muestra nada clara en el periodo de evaluación.

El 18.13 % de los residuos domiciliarios está compuesto por materiales inorgánicos segregables y valorizables, de esto solo reciclamos o valorizamos formalmente el 1.04 % es decir aprox. 77621 t/año (2018), quedando un importante espacio para la segregación en fuente y la valorización de estos materiales aprovechables… en los siguientes años será difícil que solo el estado alcance los niveles adecuados de eficiencia (15% en inorgánicos y hasta 30% considerando orgánicos), solo las empresas operadoras con experiencia y conocedores en el campo del negocio, están llamadas con verdadera oportunidad para atreverse al paso de la valorización industrial….la era de los medios de comunicación digital y el poder de las redes sociales abre una inmensa ventana hacia el conocimiento, el cambio de actitud social y el encuentro de mecanismos para acuerdo sostenido y global… El estado en el año 2019 gastó en limpieza pública 1438 millones de soles frente a los 1462 millones que gasto el año 2018, con lo cual se demostró que la eficacia de gasto se contrajo de 86.3% a 85.2%, en tanto la variación de crecimiento para los mismos años indicados fue de 11.8 y -1.6 % respectivamente, (ver imágenes 13 y 14).

Del total del volumen de gasto ejecutado, solo llego a los bolsillos de los operadores privados 228 millones (2019), esto significo el 15.9 % del gasto público en gestión de RRSS, así mismo desde el año 2016 en adelante la tasa de eficiencia ha venido decreciendo de 89.6 a 81.4%. Es probable que el excesivo temor por el no pago, así como la corrupción ha alejado a los inversionistas en residuos del incremento en la participación de la torta publica, manteniéndose en espera el desarrollo de la innovación y creatividad natural de los operadores, para el manejo de los residuos, para la potencialización de negocios existentes o para la creación nuevos negocios en base a residuos.

Una idea clara de la significancia del gasto público en gestión de residuos sólidos es saber cuánto representa este respecto del PIM y del PBI del país, para tal fin partimos comparando el gasto en gestión de RRSS del Estado Peruano, respecto al presupuesto Nacional y luego este respecto al PBI. En los últimos 6 años el gasto en gestión de RRSS fue ascendente y alcanzo el año 2019 los 1438 millones de soles, esto representó el 1.046 % de presupuesto Nacional o el 0.263 % del PBI Nacional, en las imágenes siguientes se muestra lo expuesto. (ver imágenes 7 y 8)

El conjunto de las 948 empresas Operadoras de residuos sólidos (EO-RS) formales, según la información de SUNAT, ocupa cerca de 20000 trabajadores, en promedio el 88% son trabajadores en planilla, 11.34 % son servicios de terceros (contratados) la variación del empleo en los meses de marzo y abril (Periodo COVID 19)  del presente año significo decrecimientos de la ocupación de -13.4 y -27.2 % respectivamente, es decir al segundo mes de la Cuarentena 6829 trabajadores dejaron de laborar temporalmente reduciéndose la masa empleada a 11639 trabajadores.

Los trabajadores ocupados en la pequeña EO-RS, en el periodo COVID 19 fueron los más afectados obligados a una disminución de 2156 empleos, a consecuencia del decrecimiento de – 25.4 y -38.9 % para los meses de Marzo y Abril respectivamente. (ver imágenes 11 y 12)

Cabe preguntar si lo que paso fue solo responsabilidad de nuestro estado hábil en poner barreras burocráticas y en dirigir los procesos de adjudicación o si acaso también tendríamos que reconocer algo de responsabilidad al no contar con propuestas de inversión que ofrezcan más y mejores opciones de servicios de gestión y manejo de residuos y así mismo aseguren redito o beneficio político, en especial en los ámbitos de ciudades intermedias o ciudades menores donde al parecer la oferta pública no observa ninguna luz de opciones diferentes de gestión y manejo privado de los residuos.

En la realidad del territorio peruano aun cuando el conjunto de ciudadano solo pago 597 y 682 millones de soles en los años 2018 y 2019 respectivamente, los servicios de limpieza al ser servicios obligados siempre se pagan. El per-cápita de ingreso por el pago del ciudadano alcanza 21.2 soles/ habitante/año (2019) y el indicador ha venido creciendo en los últimos 6 años Sin embargo el gasto alcanzo los 44.75 soles/hab/año, con lo cual el indicador de sostenibilidad llego al final del 2019 a 41.2 %. (ver Imagen 15 y 16)

CONCLUSIONES

  1. Para generar un kilo de residuos se ha debido haber producido 102.39 soles de PBI en el año 2018. Dicho de otro modo, por cada sol de PBI que se sumó al valor nacional, se generó 9.8 gr de residuos para el año 2018.
  2. La generación domiciliaria de residuos y el PBI per-cápita entre los años 2008 y 2018 en ambos casos crecieron y pasaron de 4.2 millones a 5.2 millones en el caso de la generación domiciliaria de residuos y de 16500 a 20600 soles/hab/año para el caso del PBI per-cápita, esta comparación es útil para observar la correspondencia en el comportamiento de las dos líneas de tendencia en el periodo evaluado.
  3. La comparación entre la GPC de residuos y el PBI Per cápita, es una comparación de indicadores que evidencia dos tendencias, la primera respecto a la generación del residuos que se muestra como decreciente y la segunda del PBI per-cápita se muestra como una tendencia creciente, la lógica de las posible explicaciones pudieran estar asociados a: cambio de comportamiento en la generación del residuos por parte del consumo privado, deficiencia en la información de generación de residuos principalmente del ámbito NO municipal, desconexión o correspondencia inadecuada de los indicadores propuestos, entre otros.
  4. La medición del crecimiento de la generación de residuos frente al crecimiento del PBI, evalúa en forma comparativa los dos escenarios con una visión de crecimiento, en tal sentido la variación del crecimiento del PBI para el periodo 2009-18, en los años evaluados fueron valores positivos (>=0) con una tendencia decreciente en el periodo de evaluación, por el otro lado, la variación de la generación de los residuos sólidos domiciliario para el periodo 2009-18, presento valores negativos y positivos con una línea de tendencia creciente.
  5. La significancia o peso que ha tenido el gasto público en gestión de Residuos sólidos, respecto del PBI del país, represento el 0.263 % del PBI y el 1.046 % de PIM, ambos casos correspondieron al año 2019.
  6. Según la información de SUNAT, el conjunto de las 948 EO-RS formales, ofrecieron empleo hasta 19711 trabajadores (Ago. 2019), en promedio el 88% fueron trabajadores en planilla, 11.34 % fueron servicios de terceros (contratados) la variación del empleo en los meses de marzo y abril 2020 (Periodo COVID 19 significó decrecimientos de la ocupación en -13.4 y -27.2 % respectivamente, es decir al segundo mes de la Cuarentena, 6829 trabajadores dejaron de laborar, reduciéndose la masa empleada a 11639 trabajadores.
  7. Las pequeñas EO-RS (Con n° de trabajadores entre 10 y 50) fueron los más afectados en el periodo de CUARENTENA de la COVID 19, se perdieron 2156 empleos, a consecuencia del decrecimiento de la ocupación en –25.4 y -38.9 % para los meses de Marzo y Abril respectivamente.
  8. En el 2018 el 18.13 % de los residuos domiciliarios estuvo compuesto por materiales inorgánicos segregables y valorizables, de esto solo se reciclo o valorizo formalmente el 1.04 % es decir 77621 t/año, quedando un importante espacio por varios años en adelante para la segregación en fuente y la valorización de estos materiales aprovechables, hasta que se alcance niveles adecuados de eficiencia como de 15% en residuos inorgánicos y hasta 30% considerando a los residuos orgánicos.
  9. El estado en el año 2019 gastó en gestión de RRSS 1438 millones de soles frente a los 1462 millones del año 2018, con lo que eficacia de gasto se contrajo de 86.3% a 85.2%, en tanto la variación de crecimiento para los mismos años indicados fue de 11.8 % y -1.6 % respectivamente. Cabe preguntar si acaso también los operadores de residuos sólidos, tendrían que reconocer algo de responsabilidad por no contar con propuestas de inversión de más y mejores opciones de servicios, de gestión y manejo de residuos y/o por la escasa inversión en la educación y promoción del beneficio político, en especial en los ámbitos de ciudades intermedias o ciudades menores con nuevas infraestructuras públicas y donde el administrador del consumo público no ve opciones eficientes de gestión y manejo de los residuos por parte de operadores privados.
  10. Los ciudadanos del país pagaron 597 y 682 millones de soles en los años 2018 y 2019 respectivamente, por los servicios de limpieza pública, estos servicios al ser servicios obligatorios por parte del estado, finalmente cubren sus gastos. El per-cápita de ingreso por el pago del ciudadano alcanzo 21.2 soles/ habitante/año (2019) habiendo creciendo su valor en los últimos 6 años, sin el gasto per-cápita en el mismo año alcanzó los 44.75 soles/hab/año, con lo que se concluye que el valor nacional del indicador de sostenibilidad (porcentaje de lo que se recauda vs lo que se gasta) para el 2019 fue de 41.2 %.
  11. Del total del volumen de gasto ejecutado, los operadores de residuos privados cobraron 228 millones (2019), lo que significó el 15.9 % del gasto público en gestión de RRSS, precisando que del año 2015 en adelante la eficiencia de gasto de los contratos de limpieza e higienización decreció de 89.6% a 81.4%.

EL RETO POST-CUARENTENA COVID 19

 

El reto después de la cuarentena por COVID-19 es construir un país mejor, ciudadanos orgullosos de sus ciudades limpias y ordenadas, consiente del valor que tiene la limpieza en la conservación de la salud y el ambiente y del precio que se debe pagar por ello, consiente que la nueva generación de ciudadanos será cada vez más vigilante del despreocupado e indiferente actuar de algunos pobladores…

 

En pocas palabras nos queda mucho por hacer… más conocimiento cierto y transparente de los datos de nuestro sector, más planeamiento estratégico, máxima innovación en el manejo, más visión e involucramiento con los actores económicos de otros sectores en el aprovechamiento de residuos como recursos, más acción con propósito, más inversión pública y privada en infraestructuras que se organicen bajo un gran macro sistema Perú, más educación orientada a resultados a todo nivel de la economía para que se vuelva circular, más hermandad, entrega y solidaridad con quien menos tienen en la cadena del reciclaje, menos datos inciertos o ignorados, menos planes inútiles, menos barreras burocráticas, menos funcionarios atrapados por el formalismo del derecho sin resultado.

 

¡Vamos Perú, Te quiero limpio, libre de desperdicio físico y mental, seamos libres,

seámoslo siempre ¡

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
WhatsApp chat